• Publicado 17/10/2018

MÁS ALLÁ DE MIAMI: 10 LUGARES PARA CONOCER EN FLORIDA

Un recorrido por los lugares más destacados del Sunny State, desde una de las ciudades más cosmopolitas de los Estados Unidos hasta el último de los cayos de la península, pasando por la elegante Naples en el Golfo de México.

Las razones para enamorarse del sur del Estado de Florida, en los Estados Unidos, son infinitas. Grandes rascacielos y centros comerciales conviven en Miami con kilómetros de playas de arena blanca, galerías de arte y una hedonista vida nocturna. Doscientos kilómetros en dirección oeste, Naples sorprende con un ambiente mucho más relajado y sofisticado, con playas donde el agua del mar siempre es turquesa, cálida y cristalina. Y por último, hacia el sur, resulta imperdible emprender una aventura por los cayos a lo largo de la Ocean’s Highway, una autopista con paisajes increíbles sobre el mar, que culmina en la encantadora isla de Key West.

Más allá de South Beach

Retratado en cientos de películas y series de televisión, South Beach es el barrio más emblemático de Miami. Playas, arquitectura art déco, reconocidas tiendas y una frenética vida nocturna de clubes, bares y restaurantes marcan el ritmo en la zona. Pero Miami es mucho más que South Beach. Su aire cosmopolita, donde se mezcla el acento latino con el estadounidense, sumado al clima tropical y las playas de arena blanca, la convierten en una ciudad atractiva y llena de vibrantes contrastes.

Si bien muchos creen que en Miami sólo hay hermosas playas, mega centros comerciales y una hedonista vida nocturna, pocos conocen que también hay cultura, arte y buena gastronomía. Wynwood y el Distrito de Arte, así como la Little Havana, son una prueba de ello.

El barrio de Wynwood se puso de moda en los últimos años gracias a sus espacios dedicados al street art. Ubicado en una zona que antes era industrial, sus calles ahora albergan impresionantes graffitis de artistas de todas partes del mundo, galerías (algunas son gratuitas), cafés y restaurantes. En otro punto de la ciudad, dentro del condado de Miami-Dade, se encuentra Pequeña Habana, epicentro de la inmigración que se asentó en los Estados Unidos a partir de 1959, cuando Fidel Castro asumió el poder en la isla. La Calle Ocho es la principal arteria: el aroma a puros y café, más las fachadas coloridas, son un distintivo del lugar. Ubicado sobre ella, Hoy Como Ayer es un spot obligado para cualquier visitante porque concentra la mejor gastronomía cubana, mojitos y música latina en vivo.

Quienes quieran conocer la otra cara de South Beach deben darse una vuelta por North Beach. Mientras en el primero predomina la arquitectura art déco y la movida nocturna, en su contraparte se impone un estilo mucho más tranquilo y modernista, denominado MiMo. El paisaje lo conforman grandes bloques de edificios construidos después de la Segunda Guerra Mundial, palmeras y playas con una notoria menor cantidad de gente.

En el Downtown, el centro financiero y bancario de la ciudad, Brickell es una de las zonas más pujantes por la gran cantidad de rascacielos y hoteles de lujo. Es el lugar ideal para terminar la noche bebiendo un cóctel en uno de los rooftops con espectaculares vistas. Los más recomendados son Sugar (en un piso 40), Wet Deck y Dolores, But You Can Call Me Lolita, en un guiño a la novela de Vladimir Nabokov.

Al sur de la ciudad, ya sea para dar un paseo a la noche o al atardecer, el encantador barrio de Coral Gables–donde se encuentra el histórico hotel de lujo Biltmore– y Coconut Grove –que bordea la bahía de Vizcaína– completan la agenda de lugares imperdibles dentro de la fascinante Miami.

Playas modo off

Dentro de Miami, pero alejadas del ruido y el tumulto de Ocean Drive, Fort Lauderdale, Key Biscayne y Sunny Isles ofrecen el combo perfecto de tranquilidad, relax y placer. Lo mejor es que su cercanía permite ir y volver en el día. Unos 10 minutos al norte de Miami Beach, Sunny Isles es ideal para visitar en familia. A lo largo de la costa hay muchas torres y hoteles de lujo que ofrecen vistas al mar y accesos exclusivos a la playa. Para tener en cuenta -sobre todo si se visita con niños-, llegando al extremo norte hay una sección reservada para nudistas.

Un poco más al norte, en el condado de Broward, Fort Lauderdale es conocida como la ‘Venecia de América’ por sus innumerables canales. El Hollywood Beach Broadwalk es un paseo de cuatro kilómetros al borde de la playa con restaurantes, tiendas y hoteles. Mientras que, a media hora al sur de Miami Beach, la isla de Key Biscayne ofrece –para muchos– las mejores playas de los Estados Unidos. En un entorno idílico de palmeras, una frondosa vegetación y aguas de un color azul profundo, las más bellas son Bill Baggs -con un icónico faro construido en 1825-, Crandon Beach Park y Virginia Key.

La niña bonita del oeste

A 200 kilómetros de Miami, Naples sorprende en la costa oeste de Florida con elegantes boutiques, campos de golf, grandes mansiones, un largo muelle para mirar el atardecer y playas de arena blanca y mar turquesa debido a su ubicación en el Golfo de México. Es una de las ciudades con el metro cuadrado más caro dentro de los Estados Unidos y el destino elegido por muchos millonarios para retirarse. Por ello, sus calles parecen un set de filmación donde todo está ordenado, limpio y perfecto. Las playas Vanderbilt y Bonita son las más visitadas. Al estar ubicadas sobre el Golfo, el color de sus aguas es mucho más claro que en Miami, incluso transparente. A la hora dorada, la cita para ver la puesta del sol sobre el mar se da en el histórico muelle de madera construido en 1888, en la Naples Municipal Beach. Tras el paso del huracán Irma, en septiembre de 2017, estuvo cerrado el público durante un tiempo, pero ya se encuentra nuevamente abierto con todo su recuperado esplendor.

A la noche, los planes se trasladan a la Quinta Avenida. Rodeada en ambas manos por altas palmeras iluminadas con pequeñas luces amarillas, ofrece importantes tiendas de marcas trendy, galerías de arte y restaurantes con una magnífica arquitectura colonial. Para hacer compras, a 25 minutos en dirección Fort Myers está el centro comercial Miromar Outlets, con más de 140 marcas. Es muy similar a los outlets de Orlando, pero más ordenado.

El último de los cayos

Cuna de piratas y buscadores de tesoros, Key West es el punto más al sur de la península de Florida y el lugar más cercano a Cuba de los Estados Unidos. La icónica boya de las 90 millas es la representación gráfica del lugar.

Para llegar a esta pequeña isla tropical desde el sur de Miami hay que atravesar 250 kilómetros por la Ocean’s Highway, una autopista construida en línea recta arriba del mar que va uniendo una infinidad de pequeños islotes y cayos.

El mejor plan es alquilar un auto para detenerse en todos. La aventura comienza en Key Largo, sigue por Islamorada y la ciudad de Marathon, y culmina en Key West. Una vez llegados al destino final, 24 horas alcanzan para descansar del viaje y sumergirse en su historia y encanto. Key West ha sido, a lo largo de la historia, un refugio para los piratas y un paraíso para los buscadores de tesoros.

Pero además fue el lugar de inspiración para reconocidos escritores como Ernest Hemingwayy Tennessee Williams –en la isla hay un museo y una exposición permanente dedicados a ellos–, quienes eligieron sus playas y costas para vivir en un ambiente sin pretensiones.

Uno de los planes imperdibles es acercarse al muelle de Mallory Square, donde amarran los cruceros, para ver la puesta del sol sobre el océano. La alternativa es ver el atardecer desde Fort Taylor Beach, una pequeña playa escondida detrás del Fuerte Zachary Taylor. Por la noche, la propuesta es recorrer Duval Street -su calle principal para beber una copa en Sloppy Joe’s, un histórico bar de estilo americano que era muy frecuentado por Ernest Hemingway.

Malls x 3

*Sawgrass Mills: Es una de las grandes atracciones de Fort Lauderdale. Este centro comercial es el más grande de los Estados Unidos y representa un verdadero paraíso para los fans del shopping. Ofrece más de 400 tiendas, la gran mayoría con precios de outlet, por eso lo ideal es dedicarle un día completo.

*Dolphin Mall: Tiene la ventaja de estar cerca del Aeropuerto Internacional de Miami, por lo que es una buena opción para hacer compras de último momento. A unos 30 minutos de *South Beach, es el centro comercial más cercano a la ciudad. Como no tiene muchos locales outlet, conviene reservarlo para alguna compra muy puntual.

*The Falls: Es un gran paseo comercial al aire libre, con mucha vegetación, cascadas y tiendas muy bien decoradas. Cuenta con bares, restaurantes y zonas recreativas para relajarse en un ambiente sumamente agradable.

Fuente: El Cronista, por Luz De Sousa Quintas, “Más allá de Miami: 10 lugares para conocer en Florida”, s/f.