• Publicado 16/01/2018

4 BARRIOS DE MIAMI PARA NO PERDERSE NADA

¿Tenés pensado viajar a Miami en los próximos meses? No dejes de visitarlos, ofrecen una amplia variedad de atracciones para todos los gustos.

Mimo: se pronuncia mai-mo

Este distrito ocupa pocas cuadras, pero es la sensación del momento. Ubicado sobre Biscayne Boulevard entre las calles 50 y 77, supo ser un barrio de moteles de segunda hasta que algunos visionarios decidieron rescatarlos para llevarlos a otro nivel.

Mimo es la contracción de MIami MOdern Architectural District, y así se llama porque el barrio está unificado en su arquitectura propia de posguerra, un estilo que abandonaba las líneas austeras en pos de un diseño más colorido y ornamentado en el que abundan los guiños a la era espacial y al futurismo.

El barrio fue zona lumpen hasta que, a partir del 2000, con la llegada de algunos emprendimientos, comenzó su recuperación. El primero fue 55th Street Station, un centro comercial que tiene negocios, servicios y algunos restaurantes, como Soyka (del mismo dueño de News Cafe, en South Beach). Otro paso en esta línea fue el desembarco en el barrio del restaurante Michy's, de la chef Michelle Bernstein, que actualmente se llama Cena y tiene un menú lleno de guiños a la cocina argentina y latina en general.

En el barrio está Morningside, una zona residencial con mansiones de estilo mediterráneo y art déco. Incluye el Morningside Park, sobre el mar, ideal para pasear o andar en bici (los fines de semana también se puede alquilar equipo para hacer kayak o paddleboarding).

El barrio tuvo históricamente un límite de altura para la construcción, pero esto está actualmente bajo consideración de los vecinos y de la ciudad. La idea es ampliar un poco el margen de altura para poder desarrollar más emprendimientos habitacionales que le den entidad final de barrio. Recomendamos ir y moverse en auto.

Design District: la meca de las marcas de lujo

El Design es otro de los barrios ubicados al norte de la ciudad que están concentrando toda la movida. Prueba de ello es su constante cambio, su movimiento, las grúas que edifican, los negocios que abren... Ocupa apenas unas pocas cuadras en el mapa general de Miami y, sin embargo, es como un vértice de energía permanente. En el Design están las mejores marcas (Fendi, Miu Miu, Hermès, Louis Vuitton, Valentino, Givenchy, Bulgari, Dior), otras más módicas pero muy de moda (como Zadie & Voltaire, Alice and Olivia y Theory, entre otras), negocios de varios pisos, las vidrieras más llamativas, el diseño más nuevo, la tendencia.

Como su nombre lo indica, el Design fue originalmente el barrio que concentraba las tiendas de diseño y algo de ese espíritu todavía conserva. Igual que en Wynwood, en el Design el arte sale de las galerías y se ubica en la calle, y hay piezas claves e instalaciones que le dan ellas solas toda la identidad al barrio: Fly's Eye Dome, una esfera con fibra de vidrio obra del arquitecto americano Buckminster Fuller; la escultura de Le Corbusier de Xavier Veilhan o Netscape, una instalación de sillas obra del artista alemán Konstantin Grcic, por nombrar las principales.

Ir al Design es un paseo de un día. Conviene saber que los negocios abren de lunes a sábado, de 11 a 20, y los domingos, de 12 a 18. Además de hacer compras y pasear por sus calles, vale la pena parar a almorzar o a cenar en alguna de sus tantos restaurantes, todos trendy, todos modernos, todos lindos y deliciosos.

Midtown: un epicentro accesible

Contra el prejuicio de que todos los "midtowns" son un híbrido atrapado entre otros puntos de mayor interés, el Midtown de Miami tiene sus peculiaridades.

Por empezar, es chiquito y perfectamente caminable (está entre la 29 y la 36, de N Miami Ave. a la 2nd Ave). En segundo lugar, tiene un aire hippie que es la envidia de muchos otros barrios de Miami que no logran escapar del estigma del ruido y la movida: los negocios de Midtown prefieren lo artesanal a lo industrial, lo hecho en casa a lo que está de moda.

Dicen que se distingue a un habitante de Midtown porque en el bolso carga un yoga mat en vez de un celular, porque no le teme a lo alternativo y porque puede conversar sin presumir de nada.

En Midtown hay ofertas bien específicas, de culto, como una casa dedicada a los fanáticos del queso y un boliche que solo invita a bandas offstream. Y, por su proximidad con los barrios de diseño, tiene un dejo cool que no se percibe en otro lado.

Pero la estrella del barrio es The Shops, un shopping enorme y mediterráneo, que no demanda salir de la ciudad y que abastece a otros barrios aledaños. En The Shops están todas las marcas asociadas al consumo americano, como Target, Marshalls y Loehmann's, y también sus cadenas de comida más populares, como Captain Joe Seafood Pasta & Grill, Subway, Lime Fresh Mexican Grill y las mejooooresss hamburguesas y papas fritas del mundo: ¡Five Guys! Tiene estacionamiento cubierto y es muy conveniente si vas a estar pocos días en la ciudad.

Así que, ya ves, que Midtown Miami esté a pasos de distancia de los famosos Wynwood y Design District, al final, no es más que un detalle.

Wynwood: grafitis y mucho más

Wynwood era apenas un olvidado barrio de depósitos textiles hasta que, en 2009, un emprendedor llamado Tony Goldman decidió mudar ahí las oficinas de su inmobiliaria. Amante del street art, Goldman notó las paredes sin ventanas de los edificios del barrio y pensó que eran perfectas para grafitis. Y así fue como, de la noche a la mañana, el viejo distrito gris se transformó en el actual derroche de color que es Wynwood Walls, un paseo al aire libre que congrega a los mejores grafiteros del mundo y es parada obligada en cualquier viaje a Miami.

Lindero con el proyecto original está Wynwood Doors (aunque todo el mundo conoce el conjunto como Wynwood Walls), un viejo basural que Goldman también transformó en un jardín todo rodeado de cortinas metálicas pintadas y algunos grafitis más chicos.

Desde 2002, WW es una de las sedes de Art Basel Miami (la principal está en el Convention Center, en Miami Beach), que tiene lugar a fines de noviembre y principios de diciembre. Cada año, el barrio se transforma de cara al evento, así que no te extrañes si algunos de los grafitis que encontrás en esta guía fueron cubiertos por otros nuevos.

Pero, además de la encrucijada del arte moderno, Wynwood es también un barrio muy vivo donde conviven los restaurantes caros con los bares de más bajo perfil, un negocio high-end con puestitos en ferias, personas de todas las edades y todos los idiomas y mucho, mucho pulso en la calle.

Wynwood es uno de los barrios de Miami donde te sentís a gusto caminando porque todo es rico en colores, información y personalidad. Como todo queda cerca, es un barrio que se va descubriendo a cada paso.

Fuente: La Nación, por Lulli Ballestrin, “4 barrios de Miami Norte para no perderse nada”, 11/12/2017. Fotos de OHLALÁ / Paula Langer